Vendaje neuromuscular

Éste método fue desarrollado a mediados de la década de los setenta por el Dr. Murai y el Dr. Kenzo, si bien, es en los vendaje neuromuscularúltimos años es cuando ha tenido mayor repercusión mediática, debido principalmente a su utilización por parte de deportistas de elevado prestigio. Posteriormente los campos de aplicación se han incrementado notoriamente, integrándose por ejemplo en especialidades como el drenaje linfático, pediatría, neurología, geriatría… es decir en todos los campos en los que la fisioterapia puede llegar.
Las propiedades terapéuticas del vendaje neuromuscular son, entre otros, la facilitación sanguínea y linfática, reducción del dolor y la inflamación, mejora de la corrección postural, mejora de la contracción / relajación muscular, facilitación de la apertura de espacio intersticial, facilitación de la apertura articular… activando los mecanismos de autocuración del organismo.

Es una técnica que permite mantener la movilidad articular existente y, por tanto, la actividad muscular evitando con ello la hipotrofia contra la que luchamos diariamente, además de ayudar a aumentar la movilidad y tono muscular. De igual forma es perfectamente compatible con otras herramientas terapéuticas, tales como electroterapia, masaje, termoterapia…

fisioterapia en valencia vendaje
La eficacia del vendaje neuromuscular radica en la correcta evaluación y necesidades de la patología a tratar por parte del fisioterapeuta, por lo que recomendamos en todo momento que sean estos profesionales, y no otros, los encargados de ejecutar esta técnica.

El vendaje neuromuscular consiste en una cinta de tape (esparadrapo) elástico, que actúa de una forma u otra en función de la forma y la tensión con las que la aplique el terapeuta. Van adheridas a la piel, acoplándose perfectamente a ésta, emulando las propiedades de la misma.

El efecto de este vendaje es de cuatro a cinco días, consiguiendo el efecto máximo en las primeras 24-48 horas, a partir de ese momento el vendaje va perdiendo propiedades y por lo tanto desciende su eficacia, y es aquí una de las principales ventajas del vendaje: funciona las 24 horas del día.

Las cintas de vendaje se pueden mojar sin ningún problema, por lo que es perfectamente compatible con la higiene diaria, si bien es recomendable no frotarlo mucho durante el secado favoreciendo así su retirada de la piel.

Para despegarlo, es recomendable humedecerlo, y basta con tirar suavemente desde el origen hacia el final del vendaje, respetando en todo momento el sentido de aplicación del mismo. Es recomendable seguir estas indicaciones para evitar irritaciones de la piel.

 

 

¿Tienes dudas? Te llamamos

Aviso legal

VISITA NUESTRA CLÍNICA DE FISIOTERAPIA EN valencia

De Lunes a Viernes de 10:00h. a 13:00h y de 16:00h a 20:30h

Call Now Button